Operación biquini

Desde que llegué a tierras germanas he vuelto a engordar 4 kilos. Con lo que me costó quitarmelos de encima el año pasado (me caen unos lagrimones sólo recordar la pinta que tenían las ‘natas’ que se metían p’al cuerpo Atalanta y Popita en Lisboa).
Y es que es normal, aquí en Alemania es imposible tener una dieta equilibrada: la carne y el pescado son artículos de lujo, platos de kartoffel hasta para desayunar y millones de variedades de pan tentándome.
Todo esto me ha llevado a plantearme seriamente a…..tchán: ‘hacer deporte’!!! (espero que mi amiga Sara no lea esto, porque creo que me deshereda).
Yo que renegaba de las deportivas, de las mallas ‘brillantosas’ de hacer deporte, que incluso quemé mi chandal cuando aprobé 3º de BUP.
Pero todo sea por poder lucir palmito este verano en la piscina del Contempopranea.
Y es que el pop y el deporte son dos antónimos, nunca se han llevado bien o eso pensaba yo…

17 abril, 2010. Etiquetas: , , , . deporte?, lifestyle, yo. 8 comentarios.