Berlin bien vale un post

Este finde hemos vuelto a Berlin (popita y yo).
La primera vez fue hace un mes, más o menos, como primera toma de contacto. Nos pasamos todo el finde viendo lo típico: la puerta de Brandenburgo, el Reichstag, Alexanderplatz, el muro… como si fuese una maratón. Todo esto mientras nevaba y con temperaturas de 0º. Así, lógico que nos quedásemos con ganas de más.
Esta vez había una razón de mayor peso para volver, venían de visita las ‘rumanitas’, Anabel y Chemi que junto a Travis, prometía un gran finde.
Yo tenía ganas de fiesta ‘parda’, pero la muchachada no estaba muy por la labor. El viernes nos quedamos hasta las mil, en plan tranqui, bebiendo cervecita, rememorando, risas, alguna lagrimilla…
El sábado nos levantamos a las mil, así que decidimos visitar Prenzlauer Berg para aprovechar la tarde. Es un barrio al norte de la ciudad con mogollón de tiendas y garitos chulos, todo muy bohemio.
Entramos en varias tiendas vintage (de segunda mano, como se dice en mi pueblo), todo muy cool y muy moderno. Pero la gente debe estar chalá, por que lo más barato no bajaba de 70 lereles!!
Esa noche cenamos shushi (adoro la comida japonesa), todos juntos y prontito a acostar, que al dia siguiente había Fluhmarkt.
Adoro este mercadillo, ahí sí que hay auténticos tesoros! Además Travis y una amiga suya, montaron un pequeño puestecillo de cerveza, tortilla de patatas, hamburguesas veganas y bizcocho de chocolate. Todo muy cañí.

Spanisch essen

No pudimos despedirnos de las chicas. Mejor así, odio las despedidas. Prefiero dejarlo en un ‘nos vemos luego’.
Después, 6 horas de tren hasta Bielefeld y pensando ya en la siguiente visita.

Anuncios

7 abril, 2010. Etiquetas: , , , . viajes. 3 comentarios.